La hipoteca. Un TRABAJO al que hay que darle su tiempo...


Pensamos que iremos a nuestro banco o caja y por ser cliente nos harán la mejor oferta y nos concederán una hipoteca con las mejores condiciones.

Craso error, pues no es lo mismo tener que pedir.

Nos olvidamos que los intereses del banco y los nuestros no tienen por qué ser los mismos. Normalmente son contrapuestos, pues Tú quieres comprar barato y ellos te quieren vender caro.

¿ Qué hacer entonces …?

1.- Tener conocimiento de causa. Que es tanto como decir que conoces tus fortalezas y debilidades financieras.

2.- Saber hasta DÓNDE puedes llegar con la cuantía del capital a solicitar. Una hipoteca no te puede arruinar tu calidad de vida.

3.- Teniendo estos 2 primero puntos estudiados y a sabiendas, debes comenzar el periplo por las distintas entidades financieras tratando de saber cuáles de ellas te consideran apto para poder prestarte.

4.- Ahora será el momento de estudiar LAS CONDICIONES y determinar si te INTERESAN.

5.- Debes ser conocedor que todas las condiciones habladas deben quedar reflejadas en un documento llamado OFERTA VINCULANTE. Que deberías de tener 3 días antes de la firma en notaría. A modo de período de REFLEXIÓN.

6.- Una vez firmada la compra-venta y la hipoteca ( 2 escrituras distintas) en NOTARÍA , tienes derecho a una copia simple de ambas.

7.- No se te olvide que la hipoteca es algo VIVO. En el tiempo puedes cambiar parámetros de la misma ( años,tipos %,etc) siempre contando con la aprobación de la entidad financiera.

Incluso cambiar de Entidad Financiera.

8.- Una apreciación “ La hipoteca se puede heredar “

9.- Recuerda cuando alguien avala la hipoteca lo hace, como norma, con todos sus bienes presentes y futuros.

10. Tómate esto de solicitar tu hipoteca como un trabajo, al que hay que darle tiempo. Las prisas en estos terrenos nos son buenas consejeras.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square